Un destino llamado “Fe”. Turismo Religioso


En el complejo mundo de la fe, donde lo empírico, racional o intelectual está estrechamente vinculado a  lo sensorial, se encuentra el  turismo Religioso. Según se observa en el libro Periodismo turístico: muchos principios y algunos finales la definición del turismo religioso asevera que, “el Turismo religioso: es el que realiza un turista con motivos de efectuar practicas espirituales”. (1)

Otras definiciones citan que es: El turismo religioso es uno de los nichos del mercado turístico en crecimiento. Los principales destinos de esta tipología turística son los lugares santos que representan lugares de devoción y de peregrinaje, así como sitios destacados por su peculiaridad histórico-cultural. El turismo religioso tiene una composición compleja debido a varios elementos que constituyen sus destinaciones y los motivos que mueven a los viajeros hacia estos lugares. Es decir, el turismo religioso se compone de patrones religiosos, culturales, tradicionales, espirituales, paisajísticos, que muchas veces interactúan en la intención y la decisión de emprender el viaje.(2)

Cuando un destino está vinculado estrechamente a lo espiritual o a la fe,  encontramos muchos caminos. Para poder aclarar ideas, dudas y diferencias,  sobre qué es el Turismo Religioso. Consultamos con el experto Gabriel Lucero, Autor de Turismo Religioso para la Prov. De Río Negro.  Donde se puede observar en la entrevista realizada que  existen distintas aristas de estos desplazamientos de las personas a distintas partes del mundo con fines espirituales o religiosos.-

tur-religioso

Entrevista a Gabriel Lucero

1- ¿Cómo se desarrolla el turismo Religioso en Argentina y en el mundo?

Para entender al turismo religioso, lo debemos comprenderlo como uno de los cientos de variedades y modalidades de turismo, más recientes que se conocen en todo el mundo, hasta ahora poco estudiado y poco entendido en materia de Turismo.-

Que sus orígenes se remontan a los desplazamientos por motivaciones religiosas: como las del pueblo helénico en el Siglo VIII a.c.; los desplazamientos del antiguo pueblo de Israel; como también los distintos peregrinajes registrados en la Edad Media en Europa y Medio Oriente.-

Aquí debemos entender este fenómeno como una manifestación socio-cultural multidimensional que involucra a todos los credos como el catolicismo, el judaísmo, el hinduismo, el sintoísmo, el protestantismo, etc.

Por ello hay tantos polos religiosos y espirituales como el Vaticano, Jerusalén, Taj Mahal (India), San Juan de los Lagos (Jalisco) y tantos otros centros del mundo que concentran y atraen feligreses, religiosos y curiosos (turismo secular).-

De aquí surgió el reto importantísimo de estudiar y entender éste fenómeno cultural y social, si observamos al peregrino como a un turista más, dado que el peregrinar en sí tienen las mismas connotaciones que cualquier otro desplazamiento turístico al ejercer efectos económicos en el centro receptor, al utilizar sus infraestructuras y servicios, al adquirir los bienes que necesitan en los trayectos y en las estancias que hacen.- (Silvano R. Gutiérrez y Rogelio M. Cárdenas, (s.f.)) (3)

A todas estas apreciaciones hay que destacar que el Turismo debe tener el tratamiento responsable y ético respetando al peregrino y a la comunidad receptora y promover un tratamiento sustentable y sostenible para el ejercicio libre de la manifestación religiosa que se trate. Observando las legislaciones, la historia, los usos y costumbres de las comunidades autóctonas.-

En Argentina las manifestaciones religiosas surgen como una necesidad del pueblo de volcar sus creencias a centros o sitios representativos de esa Fe. Es así que surge en Argentina la de designación de Turismo de la Fe (Comisión Argentina de Turismo Religioso y el Comisión Federal de Turismo Religioso del Mintur, 2010), lo que comúnmente se conocía como Tur. Religioso.

Dado que esa manifestación de la Fe se motiva en agradecer o pedir ese milagro que hará sus vidas más dignas.-

El turismo de la Fe, no es un turismo fluctuante, por el contrario es de proyección creciente y no tiene grandes atenuantes, por el hecho que el peregrino manifiesta su fe bajo condiciones climáticas adversas, sin miramientos a las crisis económicas, políticas, sociales, etc. Es una manifestación que trasciende a todas las problemáticas y se manifiesta donde el polo religioso convoque, utilizando una gama amplia de desplazamientos y aún por caminos y rutas desfavorables, y con infraestructura escazas y precarias.-

Así tenemos en Argentina grandes centros religiosos consolidados, otros emergentes y otros por emerger, bajos estas medidas podemos mencionar algunos centros importantes del mundo y sus peregrinos recibidos por año para comparar cuantitativamente: (4)

  • Santuario de Itatí 2.000.000 (Arg.)
  • Santuario de María del Rosario de San Nicolás 1.000.000 (Arg.)
  • Santuario de Nossa Senhora de Aparecida 7.000.000 (Brasil)
  • Santuario de la Virgen de Guadalupe 18.000.000 (México)
  • Santuario de Nuestra Señora de Lourdes 6.000.000 (Francia)
  • Abadía de Montserrat 2.000.000 (Francia)
  • Camino de Santiago 3.500.000 (España)
  • Basílica de Luján 4.000.000 (Arg.)

2- ¿Qué beneficios y qué perjuicios puede traer este tipo de turismo a la sociedad?

Como lo mencioné arriba los procesos que conlleva el peregrinar es la utilización de los bienes y servicios que implica transitar las rutas y  las estadías en el mismo polo religioso y los aledaños a éstos, cuando la infraestructura es superada. La derrama económica en la comunidad residente se verá en el grado de madurez de las políticas sociales y en el grado de participación de la comunidad en éstos eventos religiosos.

Pero debe tenerse en cuenta datos cualitativos y cuantitativos como el  Factor de Carga de cada comunidad para no saturar o sobrepasar las infraestructuras existentes y para no recurrir a medidas improvisadas que signifiquen condiciones precarias para los peregrinos y los mismos residentes, generando impactos ambientales y culturales no deseados.-

Para todo ello la OMT da sugerencias y pautas de condiciones sostenibles para las comunidades receptoras y promover el desarrollo al igual que en cualquier tipo de turismo. Atento a esto, los diferentes niveles gubernamentales y los prestadores turísticos deberán atender a éstas consideraciones facilitando y mejorando las condiciones de las prestaciones y mitigando los efectos negativos como las guerras, epidemias, los atentados terroristas, evitando las trabas migratorias excesivas, el racismo, la xenofobia, la discriminación, etc.-

Como aspectos positivos debemos ver que los grandes polos religiosos son considerados por la UNESCO como Patrimonios Culturales de la Humanidad dando una estandarización y calificación atractiva para turistas y peregrinos a nivel Internacional, lo que posiciona a ese centro a escala mundial.-

Muchos centros religiosos se vieron beneficiados por los mejoramientos en las infraestructuras como en los medios de comunicación, transporte, conectividad, seguridad, sanidad y centros de hospedajes, dando una categoría favorable para mantener un turismo permanente y sostenible durante todo el año.

Donde hay que poner mayor precaución son en las fechas claves de convocatorias y las de significancias religiosas para estimar esos imprevistos que puedan ser negativos para la comunidad receptora y para el mismo peregrino.-

En todos los casos eso puede minimizar con una planificación participativa de todos los actores sociales, eclesiásticos, gubernamentales y privados que contemplen todas las medidas y las alternativas a seguir en caso de desbordes o saturaciones posibles.-

Por otro lado las peregrinaciones y los itinerarios religiosos permiten un ordenamiento del territorio e inciden significativamente en las comunidades por las que transitan dándose lugar a desplazamientos a pie, en bicicletas, en caballos, o cualquier medio no motorizado, lo que se manifiesta con presencia de variadas comunidades regionales, nacionales y extranjeras.

En los mismos polos religiosos se conjugan las distintas manifestaciones artísticas, culinarias, folclóricas, comerciales, etc, que dan a cada sitio su sello distintivo. En algunos polos, esas convocatorias religiosas,  se las identifican como la fiesta de  fe, o encuentros espirituales, dando un marco más amplio y participativo de todas las edades.

Es común ver ahora la presencia de los jóvenes, en los jubileos, y de las familias en las llamadas fiestas de la Fe, como en Chimpay en la Fiesta de Ceferino Namuncurà.-

Al observar la multitudinaria presencia internacional y de todos los estratos sociales en los Ángelus del Papa en la Plaza de San Pedro, se puede ver el fenómeno que significa el turismo religioso.-

Para finalizar puedo decir que el turismo religioso implica el entramado de variados mercados como el de la espiritualidad, el de bienestar físico-mental, el del ocio, el de la cultura, el de las estadías cortas y de las visitas breves a ciudades por ser un rubro que tienen su máxima expresión en los fines de semanas, feriados y fechas religiosas (5).-

3- ¿Cómo es el perfil de los turistas que practican este tipo de turismo? ¿De dónde suelen provenir?

Primero quiero hacer unas descripciones de las formas de este tipo de turismo en función de sus dimensiones y los destinos que se practican para entender el perfil del turista:

  • Las peregrinaciones donde esto se ha vuelto esencialmente turístico
  • Los encuentros religiosos y espirituales
  • Los itinerarios y rutas o caminos por los que se transitan para hacer esas peregrinaciones, los monumentos y santuarios que se encuentran consolidados en los espacios territoriales y rurales más los que renacen o adquieren trascendencia eventualmente. (5)

“La fe además de mover montañas, mueve turistas y los corazones de quienes visitan un lugar religioso. Lugares como el Vaticano, el Camino a Santiago, la Kaaba y el Muro de los lamentos, son algunos de esos recintos de la fe que años tras años recibe a millones de turistas. Los siguientes destinos son algunos de los que mueven el corazón de sus visitantes a un nivel de increíble espiritualidad.”(6)

Como se ve el segmento y gama de perfiles que mueve al turismo religioso es tan diversa como multiplicidad  de creencias y espiritualidad hay. Todos movilizan a masas y conjuntos de personas que van desde el grupo familiar hasta el individual, pudiendo viajar en paquetes armados o como grupos de peregrinos o en forma independientes, todo en función de las limitaciones económicas, en general provienen de los extractos sociales medio bajo a medio alto y de procedencia regionales e internacionales, máxime cuando se trata de polos cercanos a las fronteras, como es el caso de Cubilete, México (75% de EEUU, y 25% de España)

No hay que descartar los encuentros ecuménicos que buscan una experiencia más abierta y amplia, que diversifica aún más los segmentos sociales, ampliando mucho más el rango de edades.-

Párrafo: “El ecumenismo es una tendencia que se observa cada vez más en el turismo religioso. La otra tendencia que favorece el conocimiento de otras religiones y culturas es la del llamado turismo espiritual o de la espiritualidad…” (5)

Como datos significativos y bien consolidados quiero dejar un informe del Turismo Religioso en México donde detalla con muy buena precisión los estratos y perfiles sociales de los turistas del turismo religioso en sus polos más importantes:

http://www.observatorioturistico.org/cenDoc/TurismoReligioso-(1).pdf

4- ¿Existe legislación en Argentina  y en el mundo acerca de este tipo de turismo?

Como una conclusión personal puedo decir que no existe una legislación nacional y mundial específica sobre éste fenómeno, ya que se trata de una actividad regida por la expresión popular de las creencias y el dogma, y que puede haber muchas susceptibilidades y limitaciones de las expresiones folclóricas y rituales propias de cada religión.

Lo que si hay son entes u organizaciones nacionales e internacionales ecuménicas que aunadas tratan de acompañar a las expresiones religiosas de los distintos polos turísticos, pugnando por la expresión libre y armoniosa en las comunidades. Para canalizar en forma sostenible, ética y moral la simbología cultural y social que implica la interculturalidad y internacionalidad que adquieren estas manifestaciones religiosas.-

El agravante que existe al no haber una legislación acorde es la falta de políticas de planificación y reorganización territorial que permita estudiar y evaluar los tipos de servicios y productos que se quieren ofrecer en forma más eficientes y convenientes para las comunidades involucradas y para la prestación responsable de los peregrinos y turistas religiosos y con las infraestructuras mínimas.-

Párrafo: “sin embargo, en la mayoría de estos polos de atracción turísticos-religiosos se carece de datos estadísticos especializados o de seguimiento sobre el comportamiento de la afluencia de visitantes, sus gustos y preferencias, sus procedencia y su estancia, sus gastos, etc.-“(5)

Pero podemos decir que el turismo religioso se puede encuadrar dentro de las reglamentaciones y legislaciones generales conocidas y dictadas en los distintos niveles Ministeriales y gubernamentales, como también de la misma OMT, las cuáles dijimos encuadran todas las definiciones de turistas y peregrinos, las de viajes y peregrinaciones, entre tantas otras.-

Ejemplo: “Turismo religioso: aquel que tiene como motivación fundamental la fe, con el objeto de visitar lugares santos, centros espirituales, zonas de peregrinaje, basílicas, iglesias, catedrales, monasterios y/o asistir a encuentros y festividades religiosas.” (5)

Por último quiero resaltar las conclusiones y recomendaciones de la Conferencia: “Turismo y Religiones: Una contribución al diálogo entre religiones, culturas y civilizaciones” que en su Punto 32 dice: “…El contenido de los programas, circuitos, viajes o estancias de turismo religioso, espiritual o de diálogo debe evitar todo estereotipo o incitación al racismo, a la xenofobia y al nacionalismo extremista, así como al terrorismo. Los sitios web vinculados con el turismo religioso y espiritual deben respetar las reglas de ética que podrían formalizarse siguiendo los principios enunciados en el Código Ético Mundial para el Turismo. Toda forma de turismo a favor del encuentro, el diálogo y el ecumenismo debería alentarse y remitirse a dicho Código.-“(5)

5- ¿Qué lo llevó a usted a especializarse en este tipo de turismo? ¿Cómo ha sido ese proceso?

En primer lugar empatizar y profundizar la realidad turístico religiosa que implica la Fiesta de Ceferino de Chimpay, observar tanta multitud convocada por una motivación en común como es la Fe, y ver qué necesidades se plantean en cada lugar al que asisten teniendo en cuenta las políticas públicas y la importancia socio-cultural que genera el fenómeno. Una materia poca veces estudiada en profundidad y que adquiere cierta importancia para prestadores especializados en esta materia.-

Sin dudas el proceso inicial es tener un conocimiento cercano y vivenciar personalmente el fenómeno para luego indagar y estudiar casos similares y compararlos con otros de distintas escalas. Es un proceso lento y pleno que lleva al profesional del turismo a entender al turismo en su expresión más sencilla y motivadora, la de viajar y vivir experiencias que llenan el alma y colman al espíritu por medio de un dogma o fe.-

Pienso que nuestra misión como profesionales del turismo es ayudar a convertir esas experiencias en una actividad que sea sustentable y sostenible, y que genere un impacto positivo en las comunidades implicadas. Y culturalmente tenemos una gran responsabilidad de cuidar los patrimonios y sitios religiosos como manifestación pura de las relaciones interculturales y pugnar por el cuidado ecológico y arquitectónico de esos sitios.-

Párrafo: “…El turismo religioso puede ser también un instrumento fabuloso para tomar conciencia de la importancia de salvaguardar el patrimonio propio y el de la comunidad...” (5)

Párrafo: “Las peregrinaciones y los encuentros permiten más fácilmente relaciones de paz entre los pueblos y promueven un turismo solidario que contribuye a la lucha contra la pobreza y al desarrollo sostenible de la humanidad” (4)

Por todo lo descripto arriba me llevó a realizar en forma particular el Proyecto de Turismo Religioso para Río Negro. Un proyecto de carácter regional y estratégico para desarrollar una Ruta de trascendencia cultural, social y religioso por todos los reductos donde pasó Ceferino durante su corta vida a lo largo de la Ruta Nacional 22. El mismo está identificado con el Nro. 828/14 de la Leg. Prov. De Río Negro, link: http://www.legisrn.gov.ar/LEGISCON/despliegowp.php

6- ¿Qué consejos le daría a un periodista que debe informar sobre este tipo de turismo?

Como en toda actividad de periodismo la regla de oro es no perder las metas principales de la profesión: como la objetividad, tomar una posición analítica, la búsqueda de la verdad por sobre todo los intereses políticos, comerciales e informar en forma responsable. Evitar el fanatismo y la xenofobia social que tanto mal hace al entendimiento de los pueblos.-

Comprometidos con la labor profesional de informar sin conveniencias o ataduras a lucros corporativos, proselitistas, etc., para de ésta forma describir y plasmar la realidad con una mirada debeladora de un acontecer trascedente y multidimensional que hay que mostrar.-

Para todos los fines el “Código Internacional de Ética de las y los Periodistas Turísticos” es una buena base para presentar precedentes de ésta dualidad de Periodistas y Profesionales del Turismo y macar un camino del rol del Periodismo dentro del turismo religioso. Tal como lo describe el informe de la Conferencia en Córdoba del 2007 en su punto 7b. : “Estas formas de turismo exigen una gestión y una promoción cada vez más eficientes; se utilizan de forma intensiva las tecnologías de la información y de la comunicación y surge la imperiosa necesidad de proteger los recursos y el entorno natural y cultural en el marco de un desarrollo sostenible” (5)

Tener en cuenta que no siempre informar lo lindo y agradable es hacer periodismo, también construye mostrar aquello que hace mal a la realidad del turismo, y que por no querer arruinar una nota o perjudicar el negocio de informar se oculta la realidad o se la disfraza de algo que no es objetivo, perdiendo principalmente el carácter crítico del profesional del turismo.-

7- ¿Qué cree que pasará a futuro con este tipo de turismo?

El turismo religioso, como todo otro tipo de turismo, tendrán un crecimiento constante dado que presenta una amplia aceptación y cada vez consigue más adeptos. Es una actividad que sus seguidores buscan cubrir necesidades y motivaciones por medio de la fe y la espiritualidad. En ese sentido muchos polos, se adaptan y acondicionan a esa demanda, que gracias a la tecnología y mejores infraestructuras facilitan que más fieles, religiosos y curiosos (turismo secular) se vuelque a estas actividades.-

Tal como lo demuestran los informes y las estadísticas existentes se pueden tener un panorama de la evolución y los retos que hay que afrontar para dimensionar las necesidades que hacen falta cubrir.-

“Cada año, unos 300 millones de viajeros visitan lugares religiosos en todo el mundo, según la Organización Mundial de Turismo -OMT-, generando ingresos económicos de casi € 13,000 millones. Cerca de la mitad de esos 300 millones de personas viaja a santuarios relacionados con la fe cristiana, siendo los lugares más visitados en el mundo la catedral de Guadalupe de México, con 10 millones de visitantes al año, San Pedro del Vaticano (7 millones), Jerusalén (6 millones), Fátima (4.5 millones) y Santiago de Compostela (4.5 millones).” (6)

“Un total de 3.45 millones de personas visitaron Israel el año pasado, generando ingresos por US$ 4,100 millones, continuando con el acelerado ritmo de crecimiento que esta industria ha registrado en los últimos años. El país es considerado como el “núcleo absoluto” del turismo religioso, y del total de turistas, 77% visitó el Muro de las Lamentaciones, mientras que 61% los alrededores de la Iglesia del Santo Sepulcro, lo que, junto a los centros de buceo y el clima favorable, permitió obtener un incremento interanual de 26%. Si bien el 68% de los turistas que llegan al país lo hacen vía aérea, la industria de cruceros de lujo no registró pérdidas, habiendo llegado al país 160,000 viajeros por mar.”(6)

El camino está trazado nosotros somos responsables de que se priorice el bien común, el respeto por los derechos humanos, mantener la información actualizada y promover un turismo sostenible bajos los lineamientos de las normas de la seguridad e higiene de todos los actores y el cuidado ecológico del territorio para mantener en forma responsable los patrimonios tangibles e intangibles.-

Gabriel Alberto Lucero Técnico En Turismo y Hotelería- Diplomado en Periodismo Turístico Autor de Turismo Religioso para la Prov. De Río Negro – Rep. Argentina.

Gabriel Alberto Lucero
Técnico En Turismo y Hotelería-
Diplomado en Periodismo Turístico
Autor de Turismo Religioso para la Prov. De Río Negro – Rep. Argentina.

Fuentes por orden de aparición:

  • Periodismo Turístico, Muchos principios y algunos finales. Capítulo 1,  P 24. 2016 Miguel Ledhesma
  • Fuente: (Revista Iberoamericana de Turismo – RITUR, Penedo, vol. 1, n. 1., p. 63-82, 2011. ISSN 2236-6040 http://www.seer.ufal.br/index.php/ritur
  • Silvano R. Gutiérrez y Rogelio M. Cárdenas, (s.f.), “El Turismo Por Motivación Religiosa en México: El caso de Sn Juan de los Lagos”, en Cuadernos Nro.14 pág. 168-176 : Patrimonio, Cultura y Turismo, Centro Universitario de Los Lagos de la Universidad de Guadalajara
  • Fuente: Plan Estratégico de Turismo Sustentable Catamarca 2014-2024, Secretaría de Turismo de Catamarca
  • Fuente: Informe, “Turismo y Religiones: una contribución al diálogo entre religiones, culturas y civilizaciones”, 29-31 de Octubre 2007, Córdoba.
  • Fuente: http://turismoyreligion.blogspot.com.ar/p/noticias.html
  • Fuente: Decreto 1.846/11 (Pcia. de Catamarca), ANEXO I – Reglamento de la Ley 5.267 de Fomento, Desarrollo, Promoción y Regulación de la Actividad Turística y del Recurso Turístico de la provincia
  • Link Proyecto 828/14: http://www.legisrn.gov.ar/LEGISCON/despliegowp.php
Anuncios

Un comentario en “Un destino llamado “Fe”. Turismo Religioso

  1. Pingback: No solo para peregrinos; dos destinos profundamente espirituales, históricos y culturales. Tierra Santa y La Basílica de Luján. | rosaacostapress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s